Síndrome postvacacional y la vuelta al colegio de los niños

Fin de las vacaciones y vuelta al colegio de los niños

Dentro de menos de un mes la mayor parte de los niños y niñas se incorporarán al colegio y tendrán que cambiar sus horarios y sus hábitos de vacaciones al ritmo escolar, y aunque los niños son muy sensibles a los cambios, se adaptan mucho mejor a las nuevas situaciones. Para que retomen sus costumbres habituales, sus horarios de descanso y puedan desacelerar su ritmo vacacional necesitan un pequeño periodo de adaptación. Estas son algunas recomendaciones de nuestros psicólogos.

Rutinas del sueño

Los cambios bruscos son estresantes tanto para los adultos como para los niños por lo que pasar de unas vacaciones sin horarios a las rutinas escolares debe hacerse paulatinamente. Haz que la semana antes se vayan despertando un poco más pronto y que se acuesten más pronto.

Positividad

Mostrar una actitud alegre hacia el colegio contagia a los niños de entusiasmo. Vuelven a jugar con sus amigos, muchos de los cuales no han visto durante el verano, podrán continuar con las actividades extraescolares que les gustan.

Dar ejemplo

Es importante que los padres sirvan de ejemplo a sus hijos, si ven que sus principales modelos a seguir se adaptan de forma rápida y positiva a su vida cotidiana, será más fácil para ellos. Además, los padres tienen que estar tranquilos porque si ellos se estresan, los niños también.

Implicación

Acudir a tutoría para conocer a los profesores de nuestros hijos y preguntar sobre cómo va a ser el curso es positivo para los padres y también para los niños que ven cómo sus padres se implican y se preocupan por su bienestar y por su progreso educativo.

Comunicación

Los padres deben hablar con sus hijos y saber cómo se sienten en el colegio esto nos ayudará a detectar si el niño está sufriendo algún tipo de dificultad de adaptación. Escuchar a los hijos con atención refuerza su autoestima y a mayor autoestima menor estrés.

Exigencia

Al inicio del curso hay que tener paciencia y ayudar a los niños a recordar aquello que ya saben para poder seguir aprendiendo cosas nuevas. No debemos poner un nivel de exigencia muy alto porque puede provocar estrés.

Ayuda profesional

Adaptarse a una nueva situación puede provocar inseguridad durante un periodo de tiempo. Sin embargo, hay niños que sufren síntomas graves de estrés, si es así hay que acudir a un profesional para que le ayude en la adaptación.

Con un periodo de adaptación y paciencia podemos conseguir que la vuelta al colegio no provoque estrés escolar en los niños.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *