2018 ASERTIVIDAD

Asertividad

“En Personaliza tendrás ese espacio para aprender a expresar ideas y sentimientos”

 

¿Qué es?

– El asertividad se define como la habilidad para actuar o expresar las ideas y sentimientos propios de manera adecuada, es decir, en forma serena, sin manifestar ansiedad o agresividad.

 

– Produce una satisfacción personal, por un lado, acatando los problemas y situaciones conflictivas y, por el otro, estableciendo relaciones positivas con los demás.

 

– Es importante saber transmitir a los niños una conducta asertiva que permita fomentar sus habilidades sociales.

 

 

Dos tipos de asertividad:

– Existen dos tipos de asertividad. La primera se conoce como asertividad de aprobación, cuando expresamos el agrado hacia el comportamiento de los demás o hacia la situación que se está desarrollando; y la segunda, es el asertividad de rechazo, cuando el adulto o el niño es capaz de mostrar su disconformidad sobre la actitud de otras personas o sobre acontecimientos sin causar daños.

 

– Mi hijo es un niño pasivo. Los niños pasivos son aquellos que no consiguen actuar frente a aquellas situaciones que les son incomodas o ante las que se sienten agredidos, por ejemplo, cuando permiten que los compañeros de colegio se burlen de ello. Esta actitud daña la autoestima del pequeño.

 

– Mi hijo es agresivo. El comportamiento agresivo también está relacionado con los problemas en Asertividad. En este caso el niño sabe defenderse, pero lo hace de forma violenta y dominante, sin tener en cuenta los sentimientos de los demás.

 

 

Consecuencias:

– Mala calidad en las relaciones sociales.

 

– Frustración y apatía ante el entorno.

 

– Baja autoestima.

 

– Dificultad ante la resolución de problemas cotidianos.

 

– Actitud negativa

 

 

Trabajamos el asertividad:

– Es importante enseñar y trabajar con los más pequeños unas buenas capacidades de comunicación y relaciones sociales con los demás. Si logramos transmitir a los niños una conducta asertiva conseguiremos fomentar sus habilidades sociales.

 

– Expresión emocional. Para ser asertivos, los niños deben ser capaces de expresar sus sentimientos en cada momento. Cuanto menos se repriman, más se familiarizarán y más fácil les resultará gestionarlos.

 

– Aceptación. Por otro lado, debemos enseñarles a aceptar sus sentimientos. Es fundamental decir claramente lo que necesitamos o queremos, ya que expresando nuestros deseos es la mejor manera de reconocerlos.